domingo, 14 de diciembre de 2008

Noche de sábado

Hacía mil que no salía un fin de semana. Porque no tenía plata, porque alguien más no podía, porque no quería molestar o no era el momento indicado. Excusa va, excusa viene... hacía más de dos meses que no salía. Y es mucho tiempo. No es que no haya tenido periodos de reclusión mayores. De hecho empecé a salir de noche recién este año; antes no me llamaba la atención. Pero como el hombre es un animal de costumbre (mi tía diría que también es muy fácil que se acostumbre), esta situación me producía algo de angustia. Cosa que ya pasó.

Ayer me fui de casa como a la una de la mañana. Debía haber estado una o dos horas antes en el centro, pero entre esto y aquello (y un poco más de lo otro), se hicieron las 12 y no me había bañado, no sabía que ponerme, y mi pieza era el Caos mismo.

Llegué al centro, y me llamó Gabriel; que estaban en la casa de Maxi, con los chicos; que valla para allá.

Llegué. Tristísimo. Parecía reunión de héteros. Y la música tan divertida... Ni para tomar había. Hasta que de la nada apareció un tal Vaianu, que no esta mal, pero no es como el comercial promete. Y nos fuimos al living a esperar. A un tal Gustavo. Que no era yo. Y “que dónde se metió”, y “que porque no llega”; que “quizás le robaron el celular y no puede comunicarse”, que “esta tirado en una zanja”, o peor, que “esta super encamado”. Cuestión que el alcohol era poco, pero las risas de unos abundantes, y la cara del otro fatal.

-Vamos a la “X”-, (ex Extasis, actual We Love; más fácil la “X”), -capaz que esta esperando ahí-, dice el plantado.

-¿A la X? Noo, yo quiero ir a Pin Up, y no quiero pagar dos veces-, le susurro lastimero a Gabriel. Teníamos entradas gratis para Pin, pero por esperar a mi tocayo se nos vencieron. Y él, Gabriel, que es tan bueno con todos, me termina convenciendo con que “estamos un rato y después nos vamos”, con “no lo podemos dejar colgado” y con más entradas gratis (esta vez de “X”) que al final nos salieron 15 pesos a cada uno.

Bueno, sí; fuimos a la X. Yo no conocía, y la verdad que era como una deuda pendiente. En Mar del Plata hay dos boliches gay, que se dan el lujo de hacer con nosotros lo que quieren. O vas a uno, al otro, o con los “otros”.

Entramos. Si en la casa de Maxi era tristísimo, esto era un horror. Era el típico antro de los '80. Con el descarte musical de los '80 también. Muy película norteamericana de época, en donde el director trata de hacer énfasis en lo marginal. A mal tiempo buena cara, trato que sea mi consiga, y le pongo onda. Me muevo como puedo, sin una gota de alcohol, con esa música imbailable (Nota: amo la música de los 80, pero todo a su momento y lugar). Finalmente concluyo que la “X” no esta nada buena: no hay chicos lindos, y sí muchas mujeres; es chiquito y no tiene onda.

Salimos. Acompañamos con cara de pocos de amigos al plantado, que se fue cabizbajo.

Vamos por fin a Pin. Entramos. José no tenía plata. Por lo que después de mucho pensarlo decido pagarle la entrada porque si no no entraba (la idea era pagar solo el transporte, no el valor de 3 entradas más el transporte, pero bueno, dios proveerá).

La gloria. Ya escribí antes un post sobre Pin Up; no es gran cosa: es chico, hubo veces que la música tuvo problemas, pero que bien que la paso cada vez que voy. Al instante nos mandamos a la pista a bailar. Hasta que empezó el show de los transformistas, que estuvo muy bueno. Terminado, volvió la música, y creo que llegué al climax cuando pasaron You spin me arround (remix).



Después, de la nada, regetón (¿se escribe así?). Todo bien (no voy a decir ahora que estoy harto de esa música), pero no sabía que en este tiempo que no iba a Pin hubiera cambiado tanto. No es un estilo que me moleste mucho más, pero no fui a bailar eso, y cómo me costó.

Creo que lo que más me molestó fue lo loca que se puso la gente cuando empezó esta música. Como si hubiesen estado esperandola toda la noche. Sí, loca; hasta hubo una parejita al lado nuestro que entre el meneo y el perreo (?) se pusieron a practicar sexo oral (lo juro, el chico le levantaba la mini falda y bue...). Al final (en realidad, a la mitad), ya me movía sin ganas, cansado. Cuando después de más de una hora, a media de irnos, volvió la música de siempre. Fue como renacer, pera ya estaba cansado.

Perdidos nuestros acompañantes entre la multitud, con Gabo nos fuimos solos. Llegué a casa a las 8 y tuve que bañarme. Me desperté re temprano (para mi, a las 15 después de trasnochar es temprano), y aquí estoy feliz y contento. ¿Preguntas?

5 comentarios:

Gabo dijo...

Yo la pase genial en pin up jajaja, igual pobre nacho, lo que si, hoy se encontro con su chico, mas tarde lo llamo a averiguar ajajaj.
Pero bueno, hay que ir a x a conocer, para saber lo que es, y poder catalogarlo como hornito pastelero, jajaja.

besos

temmpus dijo...

Me alegro que te animaras a salir de fiesta y rompieras la rutina.

Para mí, la rutina es salir. Y por lo general, cada noche es distinta, o yo intento que lo sea.

Hacía mucho que no escuchaba la canción "You spin me round".

Te dejo unos links a canciones. Si no te gustan, no pasa nada, pero me gustaría saber, de verdad, que te parecen.


Glamour to kill - In your eyes (versionando a Kyle Minogue)

Ellos - Vente si quieres/vente si puedes

Astrud - Minusvalía

Algora - Cucarachas

Sigue disfrutando. Un abrazo muy grande.

Kaname dijo...

Y... la previa sin alcohol, mas a un lugar donde no tenes muchas ganas de ir es un coctel pedorro. Y un garrón lo de las entradas, no es que sea rata (bueno, quiza un poco :P) pero de leerlo me dolió. Mirando el lado positivo, la pasaste lindo en Pin up, y de paso conociste un lugar nuevo (para bien o para mal, total ya sabés si volverías a pisar ahi o no).
Los primeros dias de diciembre me voy unos dias a Neuquen a visitar unos parientes... le voy a dejar el betta a mi novio (tengo una pecerita de 6 lts que para este caso me sirve) pero me da cosa el corydoras... no tendrá problemas con la comida de fondo?

Gabo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Jaz3000 dijo...

Que daria por tener un par de amigos y amigas que quisieran salir, nunca he ido a bailar (si, nunca, y la unica vez que podia ir, me comio el panico) y ahora no tengo contacto con humanos, me estoy volviendo una ermitañaaa

muy buena tu anecdota, jeje, y gracias por pasarte a mi blog, dejare el tuyo en mi lista.

cya