martes, 25 de agosto de 2009

¿Alguna vez les hablé de la mierda que tengo por hermano?
Nuestra relación nunca fue fácil. Y juro por dios que en estos últimos tiempos (desde que le planteé a mi familia que soy gay) puse buena voluntad, a pedido explicito y lastimero de mi madre. Sin querer yo dije que sí, y cumplí con mi parte. Pero Lucas es de esos seres que se resisten a la evolución. O de los que consideran que el mundo esta injustamente contra ellos, y lo único que les queda es la rebeldía como arma. O...
La verdad me resisto a creer que sea idiota adrede. Pero cada vez que más lo pienso, más retorcida se vuelve mi teoría sobre su accionar. A veces siento que lo odio. Como ahora.
Últimamente ha estado bajando tantas pavadas y películas porno (tengo miedo de abrir la lectora de dvd y encontrarme con una mujer desnuda recostada en la bandeja), que la computadora no da para más. Tuve que llamar a un amigo, mentirle para que viniera a prestarme una mano (porque si no el guacho no venía), y me dijo que la solución era recetear. Es así que como hormiga estoy haciendo trabajo de archivero en apuros, trasladando todo lo que puedo en dispositivos insuficientes, a la compu de Gabo, que, gentil él, me prestó. Como ya no tengo en que más llevar tanto archivo (y comprar 50 dvd's no me hace gracia), le pedí a mi hermano prestada la memoria de su cámara digital. Como soy medio hueco y necesito ayuda, le dije que no entendía y que me ayudara a poner la memoria en la computadora. El super imbécil me contestó, y de muy muy mal modo: ESPERÁ. Y SI NO SABÉS USARLA NO LA TOQUES.
...Hasta me siento culpable. Juro por dios que hice todo el esfuerzo posible por llevarme bien con él. Pero yo no tengo la culpa de que su vida sea mundialmente infelíz. Yo no soy culpable de sus desgracias y desventuras. Si la naturaleza y la sociedad me trataron y me tratan mejor, yo, de eso no tengo culpa.

Hermano, probablemente nunca leas estas líneas, pero estaría bueno que sepas que yo te quiero (dios, por fin lo dije), a pesar de ser la única persona que me causó tanto dolor en la vida.

4 comentarios:

Gabo dijo...

yo tmb...........

Anónimo dijo...

Ahh, los hermanos, unos los ama y odia al mismo tiempo, no lo sabré jajaja. Yo tengo un hermano varón que a veces me da ganas de matar, pero sé que él piensa muy diferente a mí y yo respeto las diferencias de opinión, aunque me enoje.

Gran post, me gusta mucho tu conclusión, mal que mal, por sus venas corre la misma sangre.

Besos

temmpus dijo...

iba a empezar (lo juro) el comentario con un "ah, los hermanos!", pero se me adelantó Jaz.

Mi hermano es bastante inteligente, o al menos es lo que me ha parecido entrever en nuestras no muy frecuentes conversaciones. No es de esas personas que son calladas porque son tímidas, sino que lo son porque consideran que no hay nada que decir.

Envidio a esas personas que se llevan genial con sus hermanos. Lo mío va por épocas (generalmente en las malas intervienen sus nervios durante los exámenes, o bien los míos durante una mala racha).

Pero sí, creo que le aprecio por obligación, aunque me duele su actitud nihilista.

Abrazos

Guille! dijo...

Hola Gustavo,
Primero quiero felicitarte por mostrar tu valentía a tus seres más cercanos. Si no comprenden quién en verdad has sido siempre y actualmente eres, desafortunadamente eso, no puedes cambiarlo.

Me quedo con unas palabras tuyas en las que comentas que la vida te trata mejor que a tu hermano. Eso seguramente viene debido a te muestras transparente, por tanto, la gente que te quiere y que quiere estar a tu lado allí se mostrará presente.

Las relaciones con la familia normalmente se tornan mucho más difíciles que lo que nos muestran por películas o televisión. Simplemente seamos realistas y demosles nuestra mejor faceta - aunque esto a veces se hace muy pero que muy difícil.

Un abrazo muy grande