sábado, 1 de enero de 2011

Año Nuevo, ¿vida nueva?

Sería muy prematuro anunciarlo ahora, a una hora 26 minutos de este flamante (creo que es la primera vez que utilizo esta palabra, que emoción) 2011.

Este blog habla de mi, o de cosas que sólo yo creo importantes. El mundo no ha cambiado para mejor, pero no es aquí donde hablaré de eso.

La cuestión es que este diciembre las cosas parecieron dar un vuelo enorme y el panorama es totalmente nuevo, inesperado. Sí, conocí a un chico, y aún no encuentro palabra para describir todo lo que nos pasa (porque, comprenderán, es de a dos, porque ya hasta una hermosa noche hemos compartido). No debería decir más, acaso no lo haga. Sólo que estoy soprendido, por mi, por él, por su situación, por el futuro que nos aguarda. Que no estamos de novios, dejemos en claro eso. Y no sé si llegaremos a serlo algún día. Por lo pronto yo me despacho con estas palabras, a una hora 30 minutos de este flamante 2011, mientras lo espero en casita para brindar, y recibir sus infatigables besos.

PD: me deja decirle Pini.

2 comentarios:

Gally dijo...

Qué lindo terminar el año con una historia que recién empieza!!
Sin saber el final, pudiendo quedar en un simple amor de verano o un cuatro estaciones que te llene de amor incluso en esos horribles domingos de invierno...
Mucha merde pa'l 2011 que se viene feo y va a haber que ponerle buena cara!!

Luckitas dijo...

Genial...!!! Empezar 'aparejado' aún sin 'estar' de novio es comenzar más q bien el 2011. Que dure y perdure...!!! jeeeeeeee...