viernes, 21 de noviembre de 2008

¡Sorpendete! Pase y vea! ¡Un día más en la vida de GD!

Viernes por la tarde. Hastío. Seguramente el último viernes libre que me quede. Estoy seguro que no. La suerte siempre fue así conmigo; no cambió cuando quise, y no quiero que cambie ahora. Me debato entre la única opción que tengo. Internamente yo se que hice mil cosas para evadirla. Y la evado todavía. Afuera hace calor. Adentro demasiado frío. Me arden los ojos de tanto mirar la caja boba de la pecé.

La cama sin hacer. Mi vida un poco más desordenada. De todo esto, lo único que me consuela es saber que no moriré pronto. La gente solo muere allí mismo cuando se queda sin proyectos. Creo que viviré 100 años. O quizás 200. Después de todo los bonsai crecen despacio, y yo busco uno perfecto. Perfecto. Nunca nada en mi vida fue perfecto. Excepto aquello que debió no ser tan malo. ¡Ah, sí! ¡Eso sí que era perfecto! ¿Entonces de qué me quejo?

En una habitación cuya entrada conozco de memoria, hay mil puertas que me esperan. No sé porque me falla la memoria justo ahora. “No te hagas el tonto”, me digo con mi voz interior, tan despacio que ni me escucho. Al final, siempre pasa lo mismo. Me caigo, me duele mucho (mucho), y después vienen las lágrimas, las promesas (nunca más lo haré), y todo lo que indica el Manual de la Psicología del Humilde (que buena idea que se me acaba de ocurrir). Apenas puedo levantar la cabeza, con la secreta certidumbre que pronto volver a caer.

¿Se nota cómo me siento? No espero repuesta... como que tengo experiencia de unos ¿20 años?, de no recibir respuestas. Nadie responde (dios [miren como escribo “dios”], ¿estás ahi?). Entonces digo lo que quiero. ¡Ah, no se quejen ahora ustedes!

Antes de irme, un cuento brevísimo, que me encantó, en el curso nro 51 de “Peronismo...”, de JPF, que salió este Domingo 9 de Noviembre y que tuve oportunidad de leer este fin de semana:

Una mujer visita a un fotógrafo. “Sáqueme hermosa”, le dice, “atrape con su cámara el azul calmo de mis ojos, la tersura de mi piel, mis pezones rosados que ahora se los muestro, ¿los ve?, ¿alguna vez vio algo así?, ¿quiére ver el misterio de mi ombligo?, ¿la magia de mi bello púbico?, ¿apresará el rojo sangre de mis labios?, ¿mis piernas bien torneadas, perfectas? Espere, ahora se las muestro, apuesto que nunca vio nada igual”. El fotógrafo, harto, hirientemente, dice: “oiga, abuela, si quiere que saque la foto quédese quieta, ¿quiere?” (cuento de Humberto Constantini, arregado por JPF [y por mi también]).

2 comentarios:

Gabo dijo...

Las cosas pasan y todo llega al equilibrio... Te amo

Besitos

GABO!

Kaname dijo...

Parece que en esta época del año a todos nos agarra el bajón... espero que la cosa se solucione ^_^
(Debo decir, que para el cuento del final, la foto de la chiqui estuvo acertadísima)
En cuanto a los peces, tenia anotada una droga que se compra en farmacias, el metronidazol. Como mi avuario es de 27L, con ponerle una pastilla 1 vez por dia, el ich se tendría que ir... El problema con la cory, que no se que tiene. Me la regaló un amigo que ya no la queria, y es diferente a las rayaditas que tengo. Le cambió el color del cuerpo, ahora está de un color marrón opaco, y tiene la cola como caída, las aletas tmb se le pusieron color marrón, y están medio despeluchadas... (a todo esto tenía como una llaga en un costado, pero tirando un producto que tengo al efecto se le fue por suerte (me cuesta muchisimo ver como está, porque desde que me lo dieron se vive escondiendo, a diferencia de los otros). Me la dio hace un mes, y hasta hace una semana estaba 10 puntos, no se que pasa... (pense que podria ser podredumbre de aletas, pero no quiero tirar nada al agua sin estar segura).
Así que te gustaron las corys, y las vas a reproducir! es que tienen su encanto. A que especie te vas a dedicar? Ahora acá en Bahía hay una tienda que tiene albinas, pero me dan cierta impresión :P ademas de que son medio mierdas con el tema de los cuidados, a diferencia de otros tipos.
Ah, me olvidaba. Bahía Blanca está a unos 450km mas o menos de Mardel, se que no llega a los 500.
Bueno muchacho, espero que te salga bien el proyecto de las corys, despues me tenes que contar bien como es la cosa :P
Nos estamos leyendo, un beso